• Clientes Empresa
  • Proveedores

Viviendo el invierno a miles de metros de altura

7 Jul, 2017

Los parques nacionales Lauca y Pan de Azúcar son alternativas perfectas para recorrer en la temporada invernal. Paisajes y atractivos como nunca los habías visto antes.

Se acercan las esperadas vacaciones de invierno, y con ellas, una pausa muy necesaria para todos los chilenos. Casi sin darnos cuenta, la mitad del 2017 ya es historia, y sin embargo el cansancio se encarga de recordar que el trayecto ha sido largo y el descanso se hace muy necesario.

Afortunadamente, Chile es extenso y generoso en cuanto a las diferentes alternativas que se pueden encontrar para hacer de esta pausa una temporada de entretención y descanso. La geografía de nuestro país es tan rica como diversa, haciendo de la imagen clásica del invierno un mero cliché que se desmiente cuando miramos hacia el norte, en donde la aventura se mezcla con el silencio y la calma se hace deliciosamente extrema.


Vacaciones a más de tres mil metros

La comuna de Putre, ubicada en la XV Región de Arica y Parinacota y con 137.883 hectáreas, representa un verdadero tesoro para el patrimonio natural y cultural de Chile y el mundo. Sin ir más lejos, la Unesco nombró al Parque Nacional Lauca como Reserva de la Biósfera debido al notable ecosistema que posee, cuya flora y fauna representan un verdadero organismo que despliega por su territorio maravillas vivas que vale la pena conocer.


Con más de 60 especies diferentes de aves, destacan aquí impresionantes ejemplares como el ñandú o suri, el elegante flamenco chileno, la perdiz de la puna, entre otros. Mientras tanto, hay otras siluetas inconfundibles, un verdadero sello de la zona norte que recorren las tierras del altiplano a un ritmo que no conoce premura. Y es que las llamas y vicuñas parecieran disfrutar de una temperatura media que fluctúa durante el año entre los 5 ºC y -5 ºC, mientras buscan su alimento a más de 4.000 msnm, entre lagunas y bofedales de belleza inolvidable.

Ícono de este recorrido a las alturas es llegar al Lago Chungará, uno de los protagonistas indiscutidos de este parque nacional, y las razones sobran. Ubicado a 4.570 metros, es uno de los más altos del mundo, con una superficie de 21,5 km2 de aguas turquesa tan hermosas como inolvidables, a la que sólo los más valientes querrán entrar debido a su baja temperatura. Asimismo, el escenario que lo rodea es igualmente cautivador, con una variedad de animales impresionantes que se suman a los nombrados anteriormente como el cóndor, alpacas, pumas y zorros.

Desde las alturas, rodean a la laguna las cumbres nevadas del Parinacota, Sajama, Quisiquisini, mientras que al sur los Quimsachatas con el volcán Guallatire, el único activo de la región. Sin lugar a dudas un paisaje que parece pensado; un cuadro cuya armonía podría inspirar hasta al más distante de los turistas, quien olvidaría rápidamente las posibilidades de apunarse en la altura ante una belleza tan única como brutal.

En el Parque Nacional Lauca, que se puede visitar durante todo el año, se pueden encontrar también otros impresionantes atractivos como el sitio arqueológico Tambo de Chungará, las lagunas de Cotacotani, de color esmeralda e interconectadas; el poblado de Cucuyo con sus casas de adobe y techos de paja, las Termas Las Cuevas con aguas que afloran desde los bofedales a 20 ºC; y el bofedal Parinacota en donde conviven Guallatas y patos juarjual.

Puedes encontrar más información, senderos recomendados y otros importantes consejos aquí.

Horario

  • Lunes a domingo, de 8:30 a 17:30 horas.

Valores de Entrada

  • Entrada gratuita.


Encuentro de mar y tierra en el Parque Nacional Pan de Azúcar

Entre las regiones de Antofagasta y Atacama surge una dualidad única; encuentro entre dos dimensiones opuestas que logra concebir un atractivo imperdible para quienes visiten la zona norte en vacaciones de invierno.Y es que el Parque Nacional Pan de Azúcar ostenta la particularidad de de contar con ambientes marinos y terrestres, con 43.644 ha continentales y 110 ha insulares.


Testigos y protagonistas de este encuentro son los zorros chilla y los pingüinos de Humboldt, criaturas que sin saberlo forman parte de un fauna sumamente rica en donde también acompañan guanacos, águilas, cóndores y cernícalos, así como también nutrias de mar y el siempre imponente lobo marino de pelo.

Los seres humanos también han dejado huellas que el tiempo no ha podido borrar. Pistas milenarias que dan cuenta de asentamientos de cazadores recolectores y pescadores de carácter nómade, quienes hace 8000 años deambulaban por estos territorios desérticos costeros, en donde la temperatura promedio alcanza los 17 ºC. Algunos de los vestigios más reconocibles son cementerios, cuevas y lugares de residencia temporal, en donde se han encontrado instrumentos de hueso y cerámica, así como también puntas de proyectil, raspadores, entre otros.

El Parque Nacional Pan de Azúcar está abierto durante todo el año, ofreciendo 4 campings completamente equipados y 5 cabañas, ambos servicios concesionados. Desde ahí se pueden descubrir sus principales atractivos como la Isla Pan de Azúcar, ubicada a 2 km desde la costa. Este lugar representa un verdadero santuario, hábitat de diversas especies como los ya nombrados pingüinos de Humboldt, lobos de mar y el yunco. Desde la caleta que lleva el mismo nombre, se puede rodear la isla en botes arrendados por los mismos pescadores.

Otros imperdibles son la mismísima caleta Pan de Azúcar, con una abrigada playa y hermosa vista; el mirador accesible a 10 km de la administración; la playa blanca que hace total honor a su nombre gracias al color de sus arenas; la playa Los Piqueros frente a las oficinas de Conaf; y el notable recorrido para personas en situación de discapacidad.

Además, para los que buscan un poco más de aventura y exploración, se pueden realizar senderos de trekking de los cuales se recomienda el sendero Aguada Los Sapos y Las Lomitas. Puedes encontrar toda la descripción de los recorridos y más información sobre el Parque Nacional Pan de Azúcar a continuación.

Horario

  • Lunes a domingo, de 8:30 a 21:00 horas.

Valores de Entrada

  • Adulto nacional: $3.000
  • Adulto extranjero: $5.000
  • Niño chilenos y extranjero (6 a 18 años), tercera edad y discapacitados: $1.500