Descubre el futuro Parque Nacional Melimoyu

30 Ene, 2018

Un lugar de ensueño y apto solo para amantes de la naturaleza plena. Es la actual Reserva Nacional Melimoyu que, entre grandes atractivos naturales, ofrece el avistamiento de ballenas.

Cuando entre 1999 y 2005, el conservacionista estadounidense Douglas Tompinks adquiría tres predios contiguos a lo largo del Canal Refugio, un hermoso fiordo ubicado a la altura de la Reserva Nacional Lago Rosselot, todavía no imaginaba que este lugar llegaría a ser un día un área protegida por el Estado.

reserva nacional lago rosselot

Hoy, a meses de haberse firmado el protocolo que creará la Red de Parques de la Patagonia -gracias a la donación de tierras de la Fundación Tompinks- y reclasificará a categoría de Parque Nacional millones de hectáreas que actualmente son Reserva Nacional, Melimoyu suena fuerte.

No solo porque en sus 16.000 hectáreas reúne islas, canales y fiordos, además de un increíble paisaje dominado por el bosque valdiviano y un nevado volcán Melimoyu, sino porque el futuro Parque Nacional es también puerto de entrada a un santuario de ballenas azules que, todos los veranos, llegan hasta el Golfo de Corcovado a alimentarse de pequeños crustáceos.

El viaje


puerto cisnes

Ubicada en la comuna de Puerto Cisnes, actualmente existen dos maneras de llegar a la Reserva Nacional Melimoyu. La primera, por avión hasta Puerto Montt, continuando en avioneta con la empresa Archipiélagos, o bien trasladándose en vuelo comercial hasta Chaitén, para luego viajar por tierra en buses Chaitur hasta el puerto Raúl Marín Balmaceda y, finalmente, cruzar en transbordador a Melimoyu.

puerto raul marin balmaceda

Sea cual sea tu forma de arribar hasta aquí, debes saber que solo un dos por ciento de este territorio está habitado por el hombre, por lo que no es fácil encontrar opciones de alojamiento. Sin embargo, si eres amante de la naturaleza, este será solo un detalle y esperarás con calma hasta encontrar disponibilidad aquí o en algunos de los pueblos más cercanos (La Junta y Puyuhuapi).

la junta

Es un viaje que, sin duda, te regalará vistas magnéticas a los bosques nativos, ríos, lagos, cascadas y el volcán que yace cubierto por un glaciar, pero también te abrirá camino a conocer una diversidad única en el mundo, dominada por un terreno que se compone del bosque siempreverde templado y el bosque sub-antártico.

Otra manera de llegar a Melimoyu es cruzando desde el puerto de Quellón en Chiloé, a través de las barcazas de transporte público que operan en la región de Los Lagos.

Las ballenas

La vida silvestre de la Reserva Nacional Melimoyu es muy abundante, con la presencia de especies como pumas, zorros, pudúes y una gran variedad de aves. Pero, sin duda, lo que más llama la atención es que, cada verano, llega hasta aquí una de las mayores poblaciones de ballenas azules del mundo.

Es que la zona que marca el límite entre las regiones de Los Lagos y Aysén es una de las más privilegiadas del planeta para ver ballenas azules y también jorobadas. Y tanto desde Melinka -isla ubicada al frente y al oeste- como de la misma reserva, zarpan embarcaciones para ir al sector donde estos hermosos mamíferos se muestran.

Quienes han podido ver ballenas de cerca, dicen que ha sido la experiencia más extrañamente pacífica que han tenido en sus vidas. Porque, contrario a lo que podría pensarse, la especie Azul no ataca al hombre y, pese a que es gigante, se mueve con tanta destreza que difícilmente podría chocar con alguna embarcación. El consejo es que tienes que entregarte, como ellas lo harán contigo.

Consulta por el avistamiento de ballenas con la Fundación Meri, que además puede guiar tu recorrido por los hermosos senderos de la reserva.

La experiencia

Alojar en el futuro Parque Nacional Melimoyu es internarse en la mitad de un bosque virgen con la compañía de muy pocas personas y la naturaleza en pleno. Es también ser parte de experiencias únicas como sumergirse en safaris marinos por medio del arriendo de kayaks de río y lago, o pescar con mosca alguna de las diversas especies de agua dulce y salada.

La empresa Patagonia Sur Reserves ofrece además un tour en helicóptero al glaciar Melimoyu, comidas al aire libre elaboradas con alimentos locales y de huerto, cabalgatas al corazón del bosque y alojamiento en lujosas pero acogedoras habitaciones en su casa Bahía.

Gracias al trabajo de fundaciones ecologistas que trabajan en la zona, lo más interesante es que también podrás integrar sus pequeñas comunidades científicas de medio ambiente y conservación, y descubrir especies como la Ranita Darwin o aprender sobre la actividad de ballenas azules en el Golfo de Corcovado.

La fundación Meri busca investigar, interpretar y velar por la conservación de las 16.000 hectáreas que componen la reserva Melimoyu, contáctala para saber todas sus actividades al +56229535192.

termas de puyuhuapi