Las Fiestas Patrias se viven en Huasco

7 Sep, 2018

¡Bienvenida primavera! Fiestas Patrias de cinco días, seguidas del inicio de la primavera. Motivos más que suficientes para que te animes a recorrer Chile.

En su décima versión, la fiesta costumbrista “Floreciendo en septiembre” promete reunir a miles de turistas en torno a la música, el folclor y la gastronomía local. Nada que envidiarle a su vecina Pampilla.

Conocida por muchos como el lugar donde todos los años lluviosos se instala el hermoso fenómeno del Desierto Florido, la verdad es que la ciudad de Huasco tiene mucho más que ofrecer. Partiendo por sus increíbles playas, valles y cercanía con el Parque Nacional Llanos de Challe.

Ubicada cerca de otra gran ciudad agrícola, Vallenar, si decides viajar hasta aquí para las próximas Fiestas Patrias, te sorprenderá la cantidad de productos típicos chilenos que se comercializan tanto en el centro como la costanera.

Sin embargo, es precisamente en la fiesta costumbrista “Floreciendo en septiembre” -que este año conmemora su décima edición- donde más podrás degustar los productos de la zona, así como también conocer las tradiciones y entretenciones de un pueblo que también goza de sus playas y una vida junto al mar.


Espectáculos musicales, ramadas y más.

Planificada para los días 16, 17 y 18 de septiembre, la fiesta Floreciendo en Septiembre se realizará en el anfiteatro de la avenida Costanera, donde se instalará un escenario para que las diversas agrupaciones folclóricas y artísticas, presenten su show al público que, en el mismo recinto, podrá disfrutar de puestos con artesanías de la región.

En paralelo, en el sector El Pino de la ciudad, habrán actividades típicas como las domaduras y carreras a la chilena, acompañado de la presentación de grupos folclóricos y bailables; mientras que en el sector de Huasco Bajo se realizará el tradicional rodeo y la inauguración oficial de las fondas que, todos los años, sorprende con algún invitado de fama internacional.

En los distintos sectores donde se celebren las Fiestas Patrias se instalarán stands de gastronomía típica, donde además de poder probarse preparaciones dieciocheras como las empanadas con aceitunas del Valle de Huasco, los productores harán uso del espacio para exhibir sus propias producciones de vino, pisco y pajarete, un brebaje especial de la zona que se hace con uvas sobremaduras, lo que le confieren un dulzor y una potencia especial.

Además, pensando en toda la familia, este evento desarrollará distintos talleres de oficios tradicionales como la elaboración de volantines, remolinos, alfarería y construcción de trompos, sumado a los cursos de gastronomía local y cueca, donde los asistentes podrán aprender recetas típicas de la provincia y el famoso baile dieciochero, respectivamente.

No te pierdas el concurso “La mejor empanada de pino y pebre cuchareao”, donde podrás ver a los mejores exponentes de cocina de Huasco y Vallenar.

Créditos: Centro Cultural de Huasco

Paseos desde Huasco y Vallenar

Aprovechando la estadía en el sector más austral de la Región de Atacama, bien vale hacer algunos paseos por los alrededores, sobre todo, considerando que este año no ocurrirá el Desierto Florido como los recientes años pasados.


Desde el centro de Huasco, pensando en 2 o 3 horas, podrás andar un kilómetro hacia el norte por la hermosa Playa Grande y llegar a la desembocadura del río Huasco, donde hay un humedal costero de alrededor de mil hectáreas que refugia una diversidad de aves como la garza, el yeco, el zarapito, el playero blanco, el pato y la tagua.

Ahora bien, si estás en Vallenar, lo mejor para recorrer durante una media jornada es viajar unos 29 kilómetros al oeste de la ciudad, hasta llegar a Freirina: una de las comunas más antiguas del país, donde se puede disfrutar de una hermosa vista hacia sus famosas construcciones neoclásicas y plantaciones de olivos.


Para conocer los valles de Los Ríos, del Carmen y El Tránsito, deberás considerar al menos un día de recorrido. La idea es partir desde Vallenar, tomando la ruta hacia la cordillera y siguiendo río arriba por el Valle del Huasco. Desde el comienzo aparecerán los sembradíos de uva de exportación y pisquera.

Al llegar al kilómetro 20, donde se encuentra el embalse Santa Ana, te recomendados continuar unos 35 kilómetros valle arriba para llegar al famoso poblado de Alto del Carmen, conocido por el pisco que lleva su nombre y porque aquí se produce el pisco artesanalmente en destilerías como la de Bou Barroeta.

Más tarde, camino hacia el Valle del Carmen, podrás ver algunos hitos de la llamada Ruta de los Españoles, en recuerdo a los primeros religiosos que llegaron a la zona en 1660. La entrada al circuito se encuentra exactamente en el kilómetro 64, donde también está el pueblo de San Félix y la viña de pisco artesanal Horcón Quemado (reservas al +56512610985).


Desde la misma localidad de Alto del Carmen, te recomendamos seguir hasta el valle del río El Tránsito. Mediante un tramo de 85 kilómetros valle arriba, bien vale la pena experimentar como éste comienza a hacerse cada vez más angosto y luego llegar al caserío de La Marquesa, la localidad de Chanchoquín y el pueblo de El Tránsito.

Finalmente, una opción es continuar otros 7 kilómetros para tomar un desvío a la derecha que sube 5 kilómetros por la quebrada de Pinte, de coloridos cerros por sus formaciones geológicas, entre las que abundan fósiles marinos del período Jurásico.

Créditos: Carlos Knabe