5 líquidos que debe revisar en su automóvil

16 Abr, 2018

Un simple examen visual puede revelar indicios de fallas.

No es necesario ser un mecánico experto para revisar los líquidos de su automóvil. Abriendo el capó, un simple examen visual podría bastar para advertir algún problema y así prevenir fallas.

Para saber dónde se ubica el depósito de cada líquido y cuál es el nivel adecuado, revise el manual de su vehículo. La inspección, por cierto, se debe realizar con el motor detenido y ojalá en frío (o sea, idealmente antes de partir en la mañana). Ante cualquier anomalía importante, vaya de inmediato al servicio técnico.

Cinco líquidos son vitales:

  1. El líquido refrigerante mantiene regulada la temperatura del motor: revíselo idealmente una vez a la semana.
  2. La principal función del líquido de frenos es transmitir la presión al proceso de frenado. También chequéelo semanalmente. Si después de recargarlo continúa bajando, es indicio de desgaste en las pastillas de freno: en ese caso, vaya de inmediato a un taller.
  3. Respecto al cambio del aceite lubricante del motor, siga las recomendaciones de kilometraje del fabricante. Si el automóvil tiene niveles muy bajos o lleva demasiado tiempo sin renovarse, puede aumentar peligrosamente la fricción y la temperatura del motor.
  4. Si al girar el volante lo siente más rígido de lo normal, revise el líquido de la dirección hidráulica. Este aceite debe contar con un alto nivel de viscosidad y una gran resistencia a altas y bajas temperaturas.
  5. El líquido limpiaparabrisas es imprescindible para mantener una buena visibilidad. Procure que se trate de un producto de buena calidad: no debe manchar los cristales ni dejar capas de jabón en el vidrio.