Así funciona en las calles la Ley de Convivencia Vial

2 Dic, 2018

Automovilistas y ciclistas suman nuevos derechos y deberes.

Ya entró en vigencia la Ley 21.088 de Conviviencia Vial: tal como su nombre indica, regula la coexistencia de distintos medios de transporte, adaptándose a la masiva presencia de bicicletas en calles y veredas. ¿La meta? Disminuir accidentes y víctimas causadas por el uso imprudente de los espacios públicos.

La ley parte por crear una nueva figura: los “ciclos”; es decir, cualquier medio de transporte liviano con o sin motor cuya velocidad máxima no supere los 25 km/h (bicicletas, triciclos, skates, monopatines o similares).

De acuerdo a la norma, si en una calle hay ciclovías certificadas por el Ministerio de Transportes, los ciclos deben circular por ellas; de lo contrario, sus conductores se exponen a multas. Si no existen ciclovías, deben usar la pista derecha de la calzada, a 30 cm de la acera; si esa pista es “Sólo Bus” (o algún obstáculo -como un vehículo detenido- impide el tránsito), deben transitar por la pista izquierda.

Hasta dos ciclos pueden circular en paralelo por una pista, ocupando todo su ancho. Estos vehículos sólo pueden adelantar al resto si el tráfico está detenido (por ejemplo, a través del espacio que dejan dos autos que esperan la luz verde).

La ley les permite a los conductores de ciclos cruzar por los pasos de cebra a velocidad reducida; si hay mucha gente, deben bajar y cruzar a pie. A la vez, les prohíbe circular por las veredas, salvo ciertas excepciones donde el ciclista debe mantener una velocidad en extremo prudente, cediendo siempre la preferencia al peatón:

  • Menores de 14 años
  • Adultos que circulen junto a niños menores de 7 años
  • Adultos mayores
  • Personas con discapacidad o movilidad reducida

Otras obligaciones son portar luces en el ciclo, usar siempre casco y vestir chaleco reflectante si hay baja visibilidad; se les prohíbe, además, usar audífonos o elementos que perturben la visión.

Aunque ya están establecidas en la norma, aún resta dictar el reglamento que creará en las intersecciones semaforizadas las llamadas “zonas de detención adelantada”: ubicadas entre la línea de detención vehicular y el paso de cebra, se reservarán para que bicicletas y motos sean visibles para el resto de los conductores mientras aguardan la luz verde.

¿Qué pasa con los automovilistas? Para adelantar a un ciclo en la calle, durante toda la maniobra deben mantener una distancia de seguridad mínima de 1,5 metros. ¿Y los peatones? La ley establece sanciones por caminar o cruzar de manera imprudente en las ciclovías.

Quienes incumplan todas estas nuevas normas se exponen a multas que sólo pueden ser cursadas por carabineros y fluctúan entre 0,2 y 1 UTM ($10.000 y $48.000 aprox.).